Gastronomía en Mar del Plata

Mar del Plata es reconocida no solo por sus paisajes y paseos, sino también por sus deliciosas especialidades propias. Una combinación de tradiciones diversas y recursos de la zona han hecho de la mesa local una de sus atracciones más recordables.

Sabores de Tierra en Mar del Plata

La Historia de Mar del Plata de la mano de “ Sabores y Aromas Propios”

Dicen que el primer turista que llegó a estas playas fue Juan de Garay, que en el verano de 1581, acompañado por algunos de sus hombres. Emocionado por lo visto en esta comarca, Garay le envió una carta al Consejo de Indias, epístola en la que dedicó un párrafo a las características del lugar. Allí destacaba las cualidades de sus tierras, muy aptas para sementeras, el sabor del agua de bebida y lo estimulante de sus aires.
Casi tres siglos atrás, los sacerdotes jesuitas Matías Strobel, Tomás Falkner y José Cardiel fundaron la Reducción del Pilar a orillas de una laguna que hoy, en homenaje a aquellos religiosos, se conoce como Laguna de los Padres. Allí se encontraron con laboriosos indígenas que conocían las artes del cultivo y vivían de los ricos frutos que se multiplicaban en la región.
Los cultivos comenzaron con verduras y hortalizas, pero no tardaron en guardar espacios para nuevas experiencias. Y los resultados fueron asombrosos. Es allí donde empezó a nacer la ciudad y aun hoy perdura la magia de sus sabores.

Gastronomía Marplatense en general

Más de 700 establecimientos ofrecen un completo menú marplatense, tan exquisito como variado. Los platos preparados en base a pescado y mariscos, elaborados según la mejor tradición marina son un clásico en el puerto local. Em cualquier zona de la ciudad se pueden degustar carnes rojas de primera calidad: bife de chorizo o asado al asador, acompañados de verduras y hortalizas frescas cultivadas en el cordón frutihortícola que rodea a la ciudad de Mar del Plata.
Sabores pastas con fuerte influencia italiana, paellas, tacos y tortillas maxicanas o sushi japonés representan los estilos culinarios de las colectividades de inmigrantes presentes en la ciudad.
Todas las especialidades pueden ser acompañadas con los exquisitos vinos argentinos, ampliamente conocidos fuera de nuestras fronteras.
La fina pastelería, los churros rellenos, las medialunas y los helados de gustosos sabores, son delicias para disfrutar frente al mar.
Tomar el té en el campo, en la sierra o en una coqueta cabaña en el bosque, es otra de las alternativas para disfrutar el paisaje.
Merecida fama tienen las picadas y las cervezas artesanales elaboradas a partir de la pureza del agua de la ciudad. y siempre pueden llevarse como souvenirs conservas de pescado, exquisitos alfajores, dulces y licores artesanales.

Productos fruti hortícola en Mar del Plata

Hoy, unas 10.000 hectáreas de aquellos campos cercanos al mar siguen destinadas a la producción de frutas y hortalizas. Por su calidad, la materia prima abastece y enriquece la abundante oferta gastronómica que en la ciudad a los restaurantes de primer nivel. Especies no tradicionales como la frutilla y, aún más, la frambuesa, se han adaptado de maravillas al clima de Mar del Plata y son materia prima de mermeladas y jaleas artesanales. El sabor es único porque todo es absolutamente natural: no hay químicos en el cultivo ni en la elaboración de los dulces.
En la estancia La Trinidad y las granjas ecológicas La Pilarica y La Piedra, entre otras, se puede comprar y degustar mermeladas, quesos y embutidos. La zona comprendida entre la laguna y Sierra de los Padres, a menos de 20 kilómetros de la ciudad, se ha constituido durante la última década en un verdadero polo fruti hortícola. Estas fértiles tierras, con más de 600 productores en actividad y generadoras de casi 5000 puestos de trabajo, han demostrado una maleabilidad asombrosa.

Agua potable de Mar del Plata

Según coinciden los productores, una de las ventajas es el agua de la ciudad, que comparan por su calidad con la variante mineral. Mar del Plata la ofreció en la Exposición Rural de Palermo, embotellada, con una etiqueta sorprendente: agua de la canilla.

Elaboración artesanal de bebidas en Mar del Plata

La elaboración artesanal de bebidas, propia de los alambiques campestres de centurias pasadas, ha vuelto para quedarse en estas costas. Las recetas magistrales y los eternos secretos para el procesamiento de sus componentes se ocultan con celo.

Licores artesanales de Mar del Plata

Originales de la itálica zona de Sorrento, los licores que por sus bondades digestivas acompañan la sobremesa en restaurantes de la ciudad se nutren de materia prima que el propio productor se ocupa de recoger en quintas de la zona. El cordón frutihortícola que rodea la ciudad, según cuenta De Angelis, provee de limones grandes y dulces "mejores que los de Italia", donde nació esta magistral combinación en la que sólo se usa la cáscara del cítrico.

Cerveza artesanal de Mar del Plata

Pablo Rodríguez, con Antares, abrió paso a una cultura que cautiva a los jóvenes: la cerveza artesanal. Por lo menos tres semanas tardará la fermentación de la materia prima hasta el momento de llegar al chop helado.
Acompañada habitualmente por picadas suculentas, en Antares se producen los tres sabores clásicos (alemana, inglesa y escocesa), a los que suma especialidades como cherry beer (sabor a cereza), Barley wine (con malta pura y 10% de alcohol) y stout imperial (negra y con mucho cuerpo, la favorita de los jóvenes).
La moda se ha extendido en la ciudad y no son pocos los brew pubs que venden cerveza de elaboración propia.
Hacen también tragos especiales: Harvard, con cerveza escocesa y Gancia, y Escondido, con cerveza alemana, tequila y tabasco.

La picada Marplatense

La tradición de la picada, que en La Reforma continúa con la tercera generación de los Cambiasso, se extendió por toda la ciudad. Frente al mar o en medio del bucólico bosque Peralta Ramos se multiplican los especialistas en picadas. Carlos Gardel, Irineo Leguisamo, Alfredo Palacios y en varias oportunidades el ex presidente Arturo Frondizi recalaron en el local de la calle San Luis para disfrutar del plato con marca registrada marplatense: la picada. Especies cultivadas en Sierra de los Padres condimentan porciones de quesos y chacinados. Las feraces tierras que rodean la ciudad permitieron que Mar del Plata nutra su cocina con productos propios y de sabor auténtico, jamón cortado a cuchillo, dados de queso y longaniza chacarera. Exquisiteces embutidos elaborados con porcinos y pollos criados en campos de la zona, desde donde también llegan aún hoy los mejores quesos.
Además, está la picada marinera, que mira las olas de la Bristol. A la sombra de la rambla de Bustillo, se sirven hasta cuarenta vasijas distintas en las que conviven embutidos de cerdo con calamares en escabeche, mejillones, berberechos y langostinos con salsa golf.

Medialunas Marplatenses

Nacidas en sincronía con los alfajores, las medialunas vieron pasar de largo los avances tecnológicos y la producción mecanizada para quedarse en el cómodo y saludable escalón de lo artesanal. Así, hoy como en los años 50, las madrugadas de la ciudad tienen olor a la masa recién horneada. En la Fonte D´Oro, de Peatonal San Martín o frente al mar, Piazza y la confitería Boston, la magia de don Angel García se pasea entre tendillos, bolsas de harina y bollos de masa sobre la que deja su toque personal. Como para que el tiempo pase, pero el sabor no cambie, en American Bar.

Alfajores y Postres en Mar del Plata

La industrialización del alfajor se atribuye a Augusto Chammás, un químico francés que llegó a Argentina hacia mediados del siglo XIX, inaugurando una pequeña industria familiar en Córdoba dedicada a la confección de dulces y confituras. El cambio no fue mayor, pero sí fundamental, en lugar de ser cuadrada, esta golosina adoptó forma redonda, como la conocemos al día de hoy con el nombre de alfajor.
En la “Costa Argentina”, Mar del Plata, existen “Havanna y Balcarce “. Se trata de dos empresas considerada como líderes en la fabricación de exquisitos alfajores, postres entre otros deliciosos bocados. Son reconocidos en toda la costa atlántica y altamente recomendados.

Sello en la Gastronomía de Mar del Plata

Tan marplatense como los alfajores y los lobos de piedra, el Ente Municipal de Turismo aspira a que la picada de platitos sea la imagen de la institución. Sería un justo homenaje para establecimientos como La Reforma, La Taberna, Ricardito y otros que, con estilo propio, dejaron para siempre su sello en la gastronomía de la ciudad.

Frutos de Mar Ayer y Hoy

Desde el siglo pasado, cuando este balneario era reconocido por su elegancia y finas construcciones de estilo francés, la aristocracia porteña ya enloquecía por estos frutos de mar y Francisco Pelusso, Juan Polverino, Gennaro Di Lernia y otros inmigrantes italianos, pioneros de la pesca local, conquistaban a los turistas desde el paladar.
Apenas las yuntas de caballos lograban poner las lanchas de vela en la playa, los hombres de mar encendían fuego y en una olla con aceite fritaban los cornalitos, que se saboreaban entre las cabinas de baño y la primitiva rambla de madera de la todavía hoy playa Bristol. Más de un siglo ha transcurrido y los sabores perduran. Los herederos de aquellos precursores de las artes de pesca todavía hoy traen y venden pescado fresco en la banquina. Desde allí se provee a más de cien restaurantes que ofrecen platos elabo-rados con frutos de mar, muchos basados en recetas que los inmigrantes trajeron de Italia y España.

Algunos Platos Típicos de la Costa

-Rabas y papas fritas./ -Cazuela de mariscos./ -Parrillada de mariscos./ -Filete de merluza romana./ -Paella valenciana./ -Mejillones a la provenzal./ -Buñuelos de pescado./ -Vermichelli vongole./ -Calamaretis./ -Lenguados a la crema de roquefort./ - Rabas en caracola./ -Salmón a la parrilla./ -Cazuela de mariscos./ -Rabas a la provenzal.

Algunos Lugares de Comida Recomendados en el Puerto

Complejo de restaurantes ubicado a quinientos metros de la banquina en la que se desembarcan cada madrugada toneladas del más fresco y exquisito pescado argentino, que los abastecen a diario.
El Viejo Pop, Chichilo, El nuevo timón, Puerto de palos, Centollón, En Puerto gallego.
PUBLIQUE EN Guía de Cabañas en Argentina - Copyright©2012
Imagen Pie Cabañas